Casum sueña con las estrellas, pero no con las del cine, sino con las del espacio inexplorado.

Sueña y mucho y duerme mucho. ¡Es hora de despertar!

Convertirse en croquetonauta puede ser complicado.